martes, 11 de junio de 2013

LOS ALCÁZARES/ Importante error en el nuevo plano callejero oficial. Conviene corregirlo para no confundir a los usuarios.

Morente. Eurovillas VI
Residencial Nuevo Principado.



El nuevo plano callejero oficial de Los Alcázares que, por cortesía de la Concejalía de Turismo, figura en la página Web municipal ( http://www.losalcazares.es/images/plano_callejero.pdf ) presenta el mismo error que el de la edición anterior. El Paseo (Avda.) Río Nalón se ha coloreado como zona verde. Hace tiempo que dejó de serlo.  No hay razón alguna para insistir en algo que fue, pero que ya no es. Cómo va a ser zona verde (arbolada, ajardinada, etc.) si el único trocito de jardín que dejaron  está dentro del espacio arrendado a un restaurante, y los parterres inicialmente construidos “volaron”, para ser sustituidos por dos alcorques con sendos algarrobos. Por no hablar de los bancos y maceteros, que también “volaron” en beneficio de la especulación comercial institucional que, visto lo visto, no tiene límite. Para que propios y turistas obtengan una información fiel a la realidad, cuando consulten el plano, hay que “desverdizar” esa calle y colocar un tercer pictograma junto a los dos existentes.  Junto al del monumento al minero (m) y el de la Oficina de Turismo de Los Narejos (i), falta un tercero, el más importante, el que muestra la verdadera seña de identidad de una idea descerebrada, que encontró en este municipio una demencial acogida, y ya es realidad:  Área de Concentración de Comedores en la Calle
.


Quienes vean el dibujito (pictograma) del plato y el cubierto, ya saben que no tienen que dirigirse a esta zona de Los Narejos si no quieren sentarse, bajo sombrilla o a cielo raso, para degustar las especialidades culinarias de un montón (decenas y decenas) de establecimientos que sirven comidas. Allí encontrarán de todo, menos bancos. El dicho castellano: el más tonto hace relojes, adopta aquí la forma de: todo el que quiere sirve comidas. Si las Actas de los Plenos municipales se publicasen con la diligencia que se anuncia en la página Web del Ayuntamiento (la última publicada es la del Pleno del 8/01/2013) se conocería puntualmente el “encaje de bolillos” que se utiliza para  seguir concediendo más y más licencias de actividad para restaurantes en esa zona. Escrito está que se han concedido licencias para: café bar con cocina y heladería bar con cocina. En la Guía Oficial de Servicios del Ayuntamiento de Los Alcázares
( http://www.losalcazares.es/index.php/es/concejalias/55-turismo/guia-de-servicios/307-restaurantes-restaurants ) hay casos así, publicitados como restaurantes de comida internacional. Por sus hechos les conoceréis.



Cuando el plano callejero se haya modificado, la información que se ofrece y la realidad serán una misma cosa. Es decir, la persona que, tras consultar el plano,  se dirija a esa zona de Los Narejos, calificada/identificada como área de concentración de comedores en la calle, no lo hará con la intención de respirar aire limpio y sano, con olor a flores y plantas. Participará de una atmósfera impregnada de olor a cocina, humos, aceites fritos y refritos, y la aportación al medio ambiente de decenas de instalaciones industriales en los bajos de los edificios ¿Shangai, Bangkok, Saigón (Ho Chi Minh)? No señor: Murcian Beirut en Los Narejos.


En cualquier caso, quienes visiten esta zona de Los Narejos, señalada en el plano callejero oficial como zona verde, conocerán de primera mano algo inusual en toda la Región: un paseo sin bancos. Por sus hechos les conoceréis. Ya te digo, Rodrigo.





1 comentario:

Juan Carlos dijo...

Gracias por denunciar constantemente la situación de esta zona de Los Narejos y la pasividad con que el Ayuntamiento de Los Alcázares afronta este tema. A los políticos solo se les puede presionar mediante artículos de opinión como el que reflejas y negándoles el voto ansiado. Realmente es de vergüenza la situación actual de esta zona, el ver como las normativas municipales son vulneradas y como los responsables de todo ello no se preocupan de los vecinos.